White Hat SEO vs Black Hat SEO

Algunas empresas de SEO que se encuentran en Internet ofrecen un posicionamiento rápido. No existe el posicionamiento rápido. O, si existe, es algo engañoso. La mayoría de los que prometen un posicionamiento rápido (algunos hablan incluso de ponerte el primero en Google en un par de semanas) usan técnicas SEO black hat. El black hat SEO es un tipo de SEO que saca provecho de los posibles fallos que tenga el algoritmo de posicionamiento de Google para que las webs que controlan suban rápidamente en los resultados de búsqueda. Algunas de las tácticas black hat SEO más comunes son conseguir cientos de enlaces en poco tiempo (con programas bots que se dedican a poner el enlace a la web en multitud de foros, comentarios de noticias y blogs) o aumentar de forma artificial la densidad de palabras clave en los contenidos. Frente a las malas artes del black hat SEO encontramos a los White Hat SEO, que respetan las reglas de Google y se basan en hacer las cosas bien y no en buscar atajos. Con el white hat SEO las páginas tardan más en posicionarse, pero es un ascenso seguro y duradero. Las tácticas black hat pueden dar resultado en algunos casos, pero sus frutos son poco duraderos. Los chicos de Google siempre están mejorando sus algoritmos para perseguir este tipo de prácticas tramposas, de modo que el SEO black hat no tarda en ser detectado y castigado. De modo que no es extraño ver como páginas que no hace mucho salían a menudo de las primeras se encuentran ahora  sepultadas en las últimas páginas de resultados de los buscadores, y tan penalizadas por los buscadores que es muy difícil volver a subirlas. Lo que rápido viene rápido se va.